Publicador de contenidos

Mar Orta: “La comunicación interna resultó clave durante la pandemia y sería imposible mantenerla si Hidraqua no apostara por la transformación digital”

Hace años que Hidraqua, de la mano de su grupo empresarial, puso en marcha la Red de Embajadores. Es una iniciativa que busca crear una comunicación bidireccional entre plantilla y empresa, donde la compañía pueda contar a nivel interno sus estrategias y proyectos y a la vez funcione como antena para conocer las inquietudes de todo el equipo que forma parte de ella. 

“La comunicación interna y este proyecto han sido fundamentales para mantener la motivación de la plantilla y hacerles llegar información directa durante la pandemia”, apunta Mar Orta, una de las embajadoras del proyecto. Y es que, más allá del equipo de comunicación de Hidraqua, Embajadores está formado por personal de la empresa que indistintamente de la labor diaria que desempeñan, se encargan, por territorios, de canalizar toda esta información.

Orta ocupa el cargo de coordinadora del Departamento de Clientes. Trabaja en Hidraqua desde hace dieciséis años, donde siempre ha ocupado puestos relacionados con esta misma área, pasando por atención al cliente y lecturas y facturación, entre otros.

La Red de Embajadores ha ayudado a crear cultura de empresa. Ha servido para que la plantilla conozca la labor que realiza Hidraqua y su firme apuesta por la sostenibilidad, la innovación, la resiliencia de las ciudades y su compromiso con la comunidad a la que presta servicio. “Y no sólo la expresión en sí sobre este compromiso, sino proyecto a proyecto, cómo Hidraqua y sus empresas participadas trabajan día a día para este fin”, añade Orta.

Sin embargo, parte de esta iniciativa implicaba un alto nivel de presencialidad. “Nos reuníamos periódicamente con todos los equipos de zona para trasladar iniciativas que llevaba a cabo la empresa y detectar inquietudes de la plantilla para que Hidraqua pudiera responder a ellas. Además, hemos realizado encuentros territoriales e incluso nacionales en los que hemos participado, y otros que nosotros mismos hemos liderado para poner en común la labor realizada y aprender de experiencias de otros embajadores”. 


Con la llegada de la COVID 19, este formato presencial desapareció. “Cuando más información necesitaba la plantilla y más podíamos ayudar a través de este proyecto, tuvimos que prescindir del formato presencial”. Sin embargo, la transformación digital que Hidraqua y su grupo empresarial han abordado desde hace años, los ha llevado a disponer de multitud de canales telemáticos que permiten la creación de grupos de intercambio de información, videoconferencias, chats, llamadas, etc. “Son canales que la empresa lleva años fomentando y con los que ya trabajábamos y nos familiarizamos mucho antes de la pandemia”.

“Algo tan sencillo como poder organizar una reunión telemática con todas las personas que trabajamos para una misma zona ha sido clave para mantener el espíritu de empresa y esforzarnos cada día en seguir desarrollando nuestra labor, pues mientras todos permanecían en sus casas, desde Hidraqua hemos continuado trabajando a diario para que todo el mundo pudiera disponer de agua en sus hogares, resolver incidencias y atender a nuestros clientes”.


La Red de Embajadores todavía cuenta con un amplio recorrido a nivel digital: unificar las multiplataformas informativas que se han creado a fin de canalizar toda esta información, seguir dotándolas de contenido útil y digitalizado, adaptado a estas herramientas, así como ser palanca de transformación cultural para acompañar en la digitalización de todos los profesionales, son algunas de los objetivos que el proyecto embajadores marca para el próximo año.

“Hidraqua nos ha dado, a través de este proyecto, la oportunidad de conocer a la empresa y de poder trasladar nuestras inquietudes y la digitalización ha sido la solución para que en ningún momento hayamos tenido que prescindir de esta oportunidad”, concluye Orta.