Publicador de contenidos

Rocío Martín: “Los Sistemas de Información Geográfica ofrecen datos clave para ser más eficientes e informar al cliente de Hidraqua de forma inmediata”

Los Sistemas de Información Geográfica (GIS) han supuesto un antes y un después en la gestión de las redes de agua y alcantarillado. “La información que antes se tenía en un plano en papel, ahora se tiene en una herramienta que permite disponer de toda la información sobre las infraestructuras hidráulicas, su tipología y sus características técnicas”, indica Rocío Martín, jefa de Distribución de Hidraqua en la zona Marina Alta.

“Además, esta información está actualizada en tiempo real, ya que el personal operario, a través de dispositivos electrónicos, puede ir incorporando nuevas actualizaciones sobre el estado de las instalaciones. Esto nos permite, además, que ante cualquier incidencia, a través del centro de control de Dinapsis, se avise de forma inmediata a todos los clientes que se puedan ver afectados por una incidencia en el suministro”.

Rocío Martín entró a trabajar en la compañía en el año 2008 como jefa de Obras en la zona Bajo Segura-Vinalopó. Su carrera siempre ha estado ligada al ámbito de Operaciones, de ahí que valore la importancia que la innovación implica para la gestión del ciclo integral del agua.

 

“La digitalización y la innovación son elementos básicos para la lucha contra el cambio climático y la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Debemos seguir transformando el modelo productivo hacia una economía circular y garantizar así la sostenibilidad, anticipándonos a los próximos desafíos. Esto sólo será posible apostando por soluciones innovadoras en la gestión del ciclo del agua, tal y como ha puesto de manifiesto la actual pandemia”, añade Martín.

Antes de disponer de esta herramienta, englobada dentro de la categoría Dinapsis for Water Networks, las redes estaban digitalizadas en formato vectorial con muy poca información de las propiedades de los distintos elementos que las componen. “Además, el personal operario disponía de planos en papel que se debían actualizar periódicamente, lo que dificultaba mucho cualquier consulta sobre el terreno”.


Esta solución está implantada en todos los municipios gestionados por Hidraqua y sus empresas participadas. “Ello supone 12.200 kilómetros de red de agua potable, con 92 pozos y 208 estaciones de bombeo; así como 5.785 kilómetros de red de alcantarillado y colectores y 465 estaciones de bombeo de aguas residuales”, apunta Martín.

Cabe destacar además que la implantación de esta solución ha permitido reducir los tiempos de respuesta ante averías y sirve de base para otros aplicativos como los modelos matemáticos, el control de vertidos industriales, los modelos de ayuda para la óptima renovación y rehabilitación de las redes de agua potable y saneamiento o los modelos de gestión avanzada de la limpieza de alcantarillado para la correcta optimización de los recursos.

“En definitiva, los Sistemas de Información Geográfica funcionan como una base de datos con información gráfica y propiedades asociadas a un elemento de la red como pueden ser conducciones, pozos, depósitos, acometidas, etc. De esta forma, señalando un elemento se conocen sus propiedades (diámetro, material, fecha de instalación, sector, etc.). De manera inversa, consultando un registro de la base de datos, se puede saber su localización en la cartografía”, concluye.