Publicador de contenidos

Más de 50 tecnologías y la apuesta por la economía circular permiten a Hidraqua ahorrar 39 MM de metros cúbicos de agua en el último año

 

Centro tecnológico Dinapsis

 

Hidraqua trabaja desde hace años bajo un modelo que apueste por el desarrollo sostenible. Tanto es así que la compañía, bajo el paraguas de su grupo empresarial Suez, ha desarrollado el Rewater Global Plan, el Plan Estratégico en Desarrollo Sostenible 2017-2021 que permite alinear su estrategia empresarial  con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU dentro de la Agenda 2030.

 

Cambio climático, economía circular, acceso al agua o equidad, son algunos de los compromisos y estrategias que se trabajan en este plan. Otro de los puntos que se destacan es la preservación del agua, a través del uso responsable y reutilización de este recurso. A fin de abarcar este objetivo, Hidraqua y sus empresas participadas apuestan por la innovación, a través de más de 50 tecnologías,  y la reutilización como ejes principales para la gestión sostenible del agua. El trabajo desarrollado en esta materia ha permitido que Hidraqua y sus empresas participadas ahorren en el último año 39 millones de metros cúbicos de agua potable. Hay que tener en cuenta que un metro cúbico de agua corresponde a 1.000 litros.

Respecto a la apuesta de Hidraqua por la innovación, en el último año la compañía ha mejorado el rendimiento de sus redes. Para ello, cuenta con sistemas de Información Geográfica, sistemas de telemando y control de sectores, búsqueda proactiva de fugas por métodos acústicos y  regulación de presiones de la red de agua. Estas tecnologías permiten controlar el estado de las redes y actuar ante cualquier incidencia. Asimismo, permiten adaptar la demanda a las necesidades de cada zona del municipio y dividir por sectores la red para que ante cualquier incidencia queden afectados el menor número de clientes.

En los últimos años, Hidraqua ha desarrollado herramientas avanzadas para determinar la necesidad de renovar las redes, la digitalización con las tecnologías de la información y la comunicación, para predecir la demanda, detectar y localizar de fugas, optimización y valorización energética y Smart Cities, entre otros.

Algunas de estas tecnologías son, por ejemplo, el proyecto para instalar contadores con telelectura con el objetivo de mejorar la comunicación y atención al cliente; así como el desarrollo de un sistema experto llamado Metrawa para optimizar la decisión de qué redes de distribución deben renovarse y cuál es el nivel óptimo de inversión.

Por otro lado, el creciente número de sensores disponibles y tecnologías de control remoto no siempre son ventajosos para los gestores de las redes si no se cuenta con las herramientas adecuadas para convertir los datos en acciones con valor para los usuarios finales. Por ello, Hidraqua ha implantado una de las tecnologías más avanzadas del sector en el control inteligente de redes denominado Aquadvanced Water Network, una herramienta analítica para el seguimiento de la calidad del agua y las pérdidas en las redes de distribución en tiempo real.

Por último, la compañía ha desarrollado algoritmos con Machine Learning para la predicción del consumo de agua de una ciudad, basados en previsiones meteorológicas y está trabajando en métodos de prospección y localización de fugas basados en inteligencia artificial.

Otra de las iniciativas que han permitido a Hidraqua reducir esta cantidad de agua potable es la reutilización de agua regenerada, agua depurada sometida a los tratamientos necesarios para ser reutilizada,  para usos diferentes al consumo humano. Algunos de los casos más destacados son por ejemplo, el parque urbano inundable “La Marjal”. Una obra pionera en Europa de marcado carácter medioambiental y social, promovida por Aguas de Alicante conjuntamente con el Ayuntamiento de Alicante, que da solución a los problemas de inundaciones en una de las áreas de urbanización de la playa de San Juan de Alicante. Esta infraestructura es capaz de retener hasta 45.000 m3 frente a una lluvia de alta intensidad, y posteriormente, derivar el caudal de lluvia a la red de drenaje o a la depuradora para su reutilización.

Cabe destacar además otras actuaciones que recientemente Hidraqua ha promovido para la reutilización de agua regenerada como es el caso de GUARDIAN, un proyecto que ha recibido una subvención de 4,4 MM de €  procedentes de los Fondos FEDER de la Unión Europea y que  está basado en el empleo de agua regenerada para la defensa contra incendios en el Parque Natural del Turia. El proyecto propone un conjunto de estrategias para mejorar la resiliencia de la interfaz urbano-forestal y está basado en la implantación de una batería de iniciativas innovadoras con la utilización de agua regenerada como eje central.

Por último, Hidraqua y el Ayuntamiento de Rojales (Alicante) han puesto en marcha hace unos meses un conjunto de actuaciones para minimizar los vertidos al parque natural de las Lagunas de La Mata y Torrevieja, producidos durante los episodios de tormenta en este municipio. Estas obras incluyen mejoras en las depuradoras, la construcción de depósitos anti-tormenta y la construcción de cinco lagunas, de más de 5.000 m3 de capacidad, que funcionarán como un humedal y también para almacenar y distribuir el agua regenerada en las depuradoras. Con esta actuación, el agua regenerada tendrá diferentes usos: recreativo y ornamental, con la construcción de las lagunas; y medioambiental, mediante el riego de zonas verdes.